Articulos prensa

 

Artículo publicado en La Vanguardia

                                               Artículo publicado en La Vanguardia

 

 

PSICOGENEALOGIA: CÓMO VIVIMOS LAS HUELLAS DE LOS ANTEPASADOS

A veces pensamos: ¿qué habré hecho yo para merecer esto? Y quizá la pregunta debería ser:¿ que habrá hecho mi antepasado para recibir yo esto?.

Existe una ciencia, la Psicogenealogía, creada a partir del psicoanálisis en los años 70´ en Francia, que estudia los hechos de los antepasados que han generado una huella psíquica o física que ha sido transmitida a sus sucesores, creando en ellos un trastorno físico, psíquico, energético y conductual.

Esta huella, o patrón, genera un sin fin de problemas y conflictos en quien la sufre, no siendo él el que la ha provocado, si no el que la representa, el que la manifiesta, para poder ser solucionada o borrada del esquema familiar.

En el cuerpo, en el cerebro, en la psique y en la energía se queda impregnada una impronta, una orden, una memoria de un hecho traumático, reprimido, que no pudo ser solucionado y que la naturaleza biológica del hombre lo tomó como una adaptación al medio en que fue vivido.

Como toda adaptación, se mantiene y se enseña al resto de la familia como algo necesario para la supervivencia. Pero esa decisión tomada por nuestro antepasado ya no es útil en otra persona y en otro tiempo, con lo que se produce una inadaptación y un pobre o mal funcionamiento del sistema, impidiendo llevar la vida que él quiere y necesita para adaptarse a las nuevas circunstancias. Lleva una vida, un cuerpo y una forma de actuar impuesta por su familia biológica.

Existen muchos efectos de estas cargas, que parecen despertar cuando les da la gana en la vida de la persona afectada, aunque todo está programado y nada escapa a la biología. Somos seres programados, no solo por el genoma, si no por el psiquismo y la energía.

El niño aprende por imitación de forma natural. Imita los movimientos, las palabras, los sonidos, los gestos, las formas de pensar, la forma de ver el mundo (creencias), de entenderlo, de pensarlo… lo aprende todo¡¡¡ y la gran mayoría de cosas que aprende lo hace directamente desde el inconsciente.

El cerebro posee unas neuronas, llamadas “neuronas espejo”, que observan y sienten como están estructuradas y funcionan las neuronas de la persona que tienen en frente. Es cuestión de supervivencia. Copian, sin filtros, tal cual. Así el niño puede copiar a sus padres o abuelos, toda la información de su neurología- psique-cuerpo para mantenerse con vida y desenvolverse por el mundo.

Como la copia no prosigue ningún filtrado, también copia cosas que no le convienen, y así su cuerpo llega un momento de su vida que lo alerta. ¡¡¡Cuidado!!!

Esta alerta puede ser cualquier enfermedad, un accidente, problemas de relaciones conyugales, abortos espontáneos o provocados, esterilidad, operaciones, extirpaciones, muertes prematuras, divorcios, infidelidades, adicciones, nacimientos, muertes programadas por edad, suicidios, asesinatos, desfalcos, perdidas de dinero, negocios arruinados, perdida del sentido de la vida, falta de dirección en la vida, pérdida de la identidad, autismo, trastornos mentales… y un largo etcétera.

El estudio minucioso de los hechos de nuestros familiares, mediante la creación del genosociograma (árbol genealógico), evidencia los hechos repetidos entre familiares y nos llevan hasta el causante del mal, del programa generado por un hecho que le afectó de lleno y no pudo cambiarlo.

Existen varias causas de conflicto Psicogenealógico que pueden desencadenar dichos problemas en los sucesores:

  • Sindrome del Aniversario: Se repiten hechos familiares, como nacimientos, muertes, bautizos, bodas, separaciones… debido a un acontecimento traumático que sucedió en dicha fecha o edad y quiso ser olvidado o sepultado.
  • Accidentes: Repetición de accidentes (literal o figurado) que se dan en los miembros de una familia, pudiendose dar la lesión en la misma parte del cuerpo o el mismo tipo de accidente, como recordatorio de un accidente traumático no resuelto de un antepasado. Pueden coincidir en fechas o en edad.
  • Enfermedades: Repetición de enfermdedades en una familia, derivadas de patrones adoptados por un hecho traumático no resuelto. Pueden coincidir en fechas o en edad.
  • Muerte: Programación de la muerte de la persona por accidente o enfermedad. Suele coincidir con fechas o edad. Es posible que haya más de una programación de muerte por partes de famiiares diferentes.
  • Nombre: La repetición del nombre entre miembros de la familia (vivos, muertos o no-nacidos) u otras personas es mmy habitual. El hecho de poner el nombre a un niño con el simbolismo de otra persona atribuye un peso o carga a dicho niño de llevar la vida o realizarlo inacabado de la persona de la cual se simboliza. Esto conlleva una perdida de su identidad y de su misión de vida, ya que debe hacer la vida de otro.
  • Repetir vida de otro: Este hecho puede venir por la carga del nombre o no. Puede ser impuesto por voluntad de padres o abuelos.
  • Proyecto de padres / abuelos. El deseo de los familiares sobre el recién nacido o de los que nacerán en el futuro sobre en qué se tienen que convertir o hacer en la vida puede determinar el camino a nivel inconsciente de la persona que llevará en su vida. Puede ser a nivel laboral, o de pareja, de dinero, de posición social, de lugar…
  • Fantasma: algo oculto en la familia. Cuando un hecho traumático que acontece a una persona lo oculta por vergüenza, o piensa que es muy duro decirlo y no lo acepta totalmente, o quiere evitar un sufrimiento a sus seres queridos por lo que representa a los demás, se convierte en un fantasma. Es una información que existe en la mente del que lo vive, pero lo oculta o tergiversa a sus sucesores, creando un vacío o incongruencia a nivel inconsciente que se tiene que rellenar mediante la imaginación creando el fantasma. No cuadra lo que se dice con lo que el inconsciente expresa, creando la incongruencia y el fallo mental en los descendientes. Este hecho muchas veces es dificil de saber, ya que fue ocultado hace mucho tiempo e igual nadie lo sabe, o los que lo saben ya no viven o nunca se ha revelado. La persona que recibe esta información puede sentir (consciente o inconscientemente) como si fuera ella misma quién realizó este hecho, sufriendo directamente las consecuencias del mismo. Los hechos pueden ser muy variados, tales como:
    1. Asesinatos
    2. Huida de un miebro familiar
    3. Abortos
    4. Suicidios
    5. Adulterio (real o reprimido)
    6. Abusos sexuales
    7. Sexo entre familiares
    8. Violaciones
    9. Duelo no realizado (por muerte o separación)
    10. Homosexualidad
    11. Divorcios
    12. Separaciones
    13. Hijos dados o cogidos en adopción
    14. Hijos no reconocidos
    15. Hijos bastardos
    16. Expulsión familiar
    17. Desheredados
    18. Desfalcos de dinero
    19. Deudas
    20. Encarcelamiento
    21. Exilio
  • Muerto mal enterrado: no muere tranquilo. Es como si no se enterara de que ha muerto y se quedara en este plano, queriendo dar señales de que está vivo o de su propia muerte. Suelen morir de forma repentina, por accidente, asesinados, y se quedan con la sensación de que les falta halgo por hacer en esa vida y se resisten a irse, incluso pueden querer venganza por lo que se les hizo.
  • Hacerse cargo de alguien: La persona siente la necesidad de hacerse cargo de alguien de la familia, como una imposición que le ha sido dada pero que nadie le ha dicho. Puede ser de los padres, abuelos, hermanos, sobrinos, primos, hijos, nietos, etc…
  • No superar a alguien: la persona tiene como objetivo en su vida ser más o mejor que alguien. Puede ser su padre, madre, hermano, abuelos… para mantener el programa nunca lo puedes superar, lo que conlleva un síntoma de desvalorización al afectado.
  • Desempeñar el rol de otro: existe un cambio de rol en la familia. Por ejemplo: la hija que hace de madre a su propia madre que se comporta como una hija. La abuela hace de madre de su nieta. La hermana hace de madre de su sobrino. El hermano mayor hace de padre de sus hermanos. La pareja hace de padre/madre de su propia pareja…

En la búsqueda del programa codificado.

Seguramente te estarás preguntando cómo puedes saber todo esto sobre tu familia y si hay algo que tú mismo llevas incorporado de ellos y no eres consciente y te está destrozando la vida.

A parte del trabajo del genosociograma, que he comentado antes, existen otras formas de acceder a la información guardada en lo profundo de tu inconsciente: como la kinesiología.

La kinesiología es una terapia holística que utiliza el test muscular para ponerse en contacto con el cerebro y ahondar en la información que las células del cuerpo tienen codificadas, ya sea física, psíquica o energéticamente.

LA Kinesiología Transgeneracional trata de identificar y solucionar los conflictos psicogenealógicos tanto en la persona que los porta como en el antepasado que los creó y todo su linaje familiar.

Utiliza varios métodos terapéuticos, físicos (técnicas de contacto de liberación emocional), psíquicos (reencuadre psicológico, toma de conciencia, posiciones perceptivas…) y energéticos (minerales, esencias florales, técnicas energéticas manuales…).

Mediante la utilización de una o varias técnicas que el inconsciente de la persona elija y bajo un protocolo especial utilizado para ello, podemos resolver de una vez por todas esos programas que has generado en nosotros tantos problemas. Y no sólo eso, si no que podemos evitar todos aquellos que todavía no hayan sido despertados, previniendo así un sin fin de problemas a corto, medio y largo plazo, tanto para nuestras vidas como para las de nuestros hijos y familiares.

Además, como la sanación es en racimo, en árbol, se realiza en ambas vías, tanto inferiores como superiores, provocando curaciones también en padres, abuelos, tíos, primos, sobrinos… y si nos remontamos muy atrás en las generaciones, podremos estar generando una sanación a un nivel global de la raza humana.

Tu liberación está en ti. Sólo tienes que poner orden donde antes hubo caos.

  • GEOPATIAS Y KINESIOLOGIA ( REVISTA ZEN)

    Geopatías y Kinesiología: ¿es posible adaptarnos a ellas?

    Las geopatías son los trastornos que provocan a los organismos vivos las corrientes electromagnéticas que de manera natural emanan de la tierra, la atmósfera y del sol, así también como las que han sido creadas por el hombre de forma artificial (antenas, móviles, cables alta tensión, WI-FI…)

    Existen gran variedad de tipos de corrientes de energía electromagnética que influyen negativamente en la salud de las personas, a las cuales se les llaman zonas geopáticas.

    El hecho que sean dañinas para un ser humano depende del nivel de vibración de la geopatías y del nivel de vibración de la persona y del estado de su campo electromagnético.

    El campo electromagnético de las personas puede ser alterado por muchos factores, desde físicos, químicos, emocionales y energéticos, que generan un campo energético y electromagnético débil.

    Desde la Kinesiología Unificada (modelo terapéutico que integra diferentes disciplinas naturales para el restablecimiento de la salud y consecución de objetivos personales de forma holística) contemplamos que el nivel de adaptación del cuerpo a su entorno es fundamental para mantener en armonía su salud y su vida.

    El cuerpo actúa como un resonador cósmico que interactúa constantemente con el medio interno-externo-interno informando al cerebro de todo lo que ocurre. Es a través del diálogo con el cerebro, mediante el test muscular, que podemos saber tantas cosas por las que estamos afectados o podemos estar sanos.

    Existen muchas geopatías a las que nuestros cuerpos pueden adaptarse y mediante kinesiología se realiza un trabajo personal unificado para que el campo magnético de la persona pueda mantenerse estable ante el campo magnético de la geopatías.

    Existen otras geopatías a las que no se puede adaptar y es necesario localizarlas para eliminarlas o estar fuera de su alcance.

    La kinesiología utiliza el test muscular para que a través del propio cuerpo nos de información sobre los campos magnéticos que nos pueden perjudicar, ya sea para adaptarnos a ellos o para no estar en ellos mucho tiempo. También trabaja con técnicas energéticas con las que se pueden mover ciertos campos magnéticos de lugares concretos para evitar la geopatías en sitios donde podemos cambiarnos de sitio ni podemos adaptarnos.

    También existen energías telúricas que actúan de forma contraria a las geopatías, son las llamadas Zonas de Meditación o Sanación. Son zonas con muy alta energía, normalmente entre 12.000 – 15.000 UB, y que son muy recomendables permanecer en ellas ya que mejoran nuestra capacidad de regeneración.

    Encontrarlas y utilizarlas puede ser muy beneficioso para nuestra salud, asi como para mejorar la concentración en el trabajo y los estudios.

    En este sentido existen otras mucho más potentes, llamadas “Nido de Dragón”, que pueden llegar a tener hasta 30.000 UB, todo un manantial de energía para nuestros cuerpos.

    En resumen, la kinesiología, ante las geopatías, se va encargar de actuar en varios niveles:

    • Localizarlas en los espacios, líneas y zonas geopáticas, tanto in situ como a distancia.
    • Localizar zonas de alta energía donde poder aprovechar sus poderes curativos electromagnéticos.
    • Adaptar al cuerpo del cliente ante las geopatías que ha sufrido (aunque ya no le estén afectando directamente el recuerdo de ellas sigue mintiendo baja su energía).
    • Adaptar la cuerpo del cliente a las geopatías que tiene ahora en su entorno (casa, jardín, trabajo, escuela…)
    • Mover las geopatías (desplazarlas parcialmente) para que no afecten en zonas que no convienen a la persona.
    • Comprobar, en caso de no poder moverlas ni adaptarse a ellas, de qué forma se podrían neutralizar su efecto (o parte del mismo) mediante la colocación de objetos neutralizadores como: minerales, símbolos, orgonites, plantas, etc..

    Mediante el estudio y tratamiento personalizado con kinesiologia se pueden conseguir muchas mejoras en la salud y calidad de vida, tanto personal como laboral o escolar.

    El cuerpo ya sabe lo que tiene que hacer para estar en equilibrio. Es a través del sentir su respuesta el que nos puede ayudar a mantenernos en un estado de alta energía y permanecer en aquellos lugares y con aquellas personas que nos ayudan a estarlo.

 

EL NUEVO PARADIGMA NATURAL DE LA SALUD

 

Existen hoy en día diferentes modos de interpretar la salud, la sanidad, la medicina, el funcionamiento del cuerpo humano, las causas de la enfermedad, los mecanismos de curación del cuerpo, así como múltiples terapias naturales complementarias y alternativas a la medicina alopática tradicional.

Tanta es la información y en muchos casos contradictoria que en vez de ayudar genera todavía más caos en las mentes de las personas que quieren adentrarse en este mundo, con lo que en vez de aportar luz, lo único que hace es confundir y crear más enredos, si cabe, en este mundo de la salud.

Existen muchos métodos que trabajan de forma natural para restablecer la salud de las personas. el problema estriba ahora a la hora de elegir por parte del paciente o cliente.

Lo que suele suceder es que van de un terapeuta a otro, o de un medico a otro, acabando mareados perdidos, con más frustración, sintiéndose engañados y lo que es peor, sin solución a sus problemas.

Como profesional de la salud, me he encontrado muchas veces con personas que dicen que esta u otra terapia no funcionan y otras si.

Yo digo que la terapia o medicina depende tanto del profesional que la aplica que del método en si, por una parte, y de la predisposición a curarse que tiene una persona y la capacidad de hacer cambios en su vida para generar nuevos hábitos de vida.

La terapia se ha convertido en un trabajo a dos bandas y totalmente personalizado, ya que cada persona es un mundo y necesita una información o remedio específico para encontrar su equilibrio y salud.

En este panorama de salud y “enfermedad” nace en el seno alemán la Nueva Medicina Germánica del Dr. Hamer, dándole la vuelta al paradigma salud- enfermedad y sus causas infecciosas.

El Dr. Hamer descubre las 5 Leyes Biológicas que rigen todo ser vivo y su fisiología y que crea una brecha en los propios cimientos del sistema médico moderno, ya que da respuestas al origen y procesos de todas la enfermedades, incluida el cáncer, y de sus posibles soluciones sin medicamentos, dando su fundamento desde la visión de la embriología y su relación con la psique.

Su demostración científica sobre el hecho de que toda “enfermedad” es la respuesta a un Programa Biológico Especial (SBS) desencadenado por un choque biológico emocional (SDH) y que afecta al cerebro, al cuerpo y a la psique al mismo tiempo, pone todos los sistemas de medicina ante una nueva visión de tratar cualquier problema de salud.

La mal llamada “enfermedad” no es más que un proceso fisiológico natural para mantenernos vivos y que dependiendo en qué fase se encuentre la persona puede estar en proceso de evolución o curación, dando síntomas o “enfermedades” totalmente diferentes.

También nos explica como los microorganismos (bacterias, hongos, virus y parasitos) actúan en la fase de solución del conflicto, fase de curación, realizando las tareas de reparación, destrucción o limpieza de los procesos celulares creados durante la fase activa del conflicto.

Básicamente propone un método de diagnosis y tratamiento bajo la simple base de la interrelación y reordenación del sistema biológico en relación con su ambiente, ya que todo ser vivo para estar sano debe vivir en armonía con todo lo que le rodea, y cuando no lo hace, se produce este mecanismo de supervivencia, mal llamado enfermedad.

Por otro lado, El Dr. Isaac Goiz, ha creado un método de restauración del equilibrio interno celular mediante la colocación de imanes en puntos específicos del cuerpo, que ayuda a “eliminar” los patógenos del cuerpo y aumentar y regular las funciones endocrinas y orgánicas.

Su teoría se basa en que los microorganismos son los causantes de las enfermedades, y mediante la colocación de imanes en pares (Par Biomagnético) logra eliminarlos y así restaurar la salud de las personas.

Es curioso como ambos sistemas consiguen restaurar la salud trabajando desde ángulos distintos, aunque realmente, si se mira bien, se complementan a la perfección.

El trabajo unificado de estos dos sistemas, junto con la kinesiología emocional, método que permite identificar la información a nivel inconsciente de todo lo que le pasa a una persona y cómo ayudarle a sanarlo, forman el “triángulo de las bermudas” para entender, valorar y realizar el tratamiento natural mejor indicado para cada persona hasta la solución total de su problema.

Para rematar ya la tríada, he sumado a este modelo la Auriculoterapia china, disciplina milenaria de la Medicina Tradicional China. Esta disciplina, que engloba el trabajo energético y nervioso a nivel holístico, ayuda a regular la energía y el funcionamiento global del cuerpo mediante el estímulo de puntos concretos situados en las orejas.

Este cócktel integrador se llama “Método KEGABA” (Kinesiología Emocional Germánica Aplicada al Biomagnetismo y Auriculoterapia), el cual llevo practicando y enseñando cuatro años con increíbles resultados en múltiples dolencias y problemas físicos y emocionales.

Para ganar hay que sumar y cuando se trata de salud, 2+2 esta vez, no son 4, sino 5.

Lo mejor de todo es que cualquier persona puede aprenderlo y obtener muy buenos resultados, tanto en ellos mismos como en otras personas.

Es un cambio de paradigma, de forma de entender la salud y el funcionamiento humano, que te hace partícipe de tu salud, te hace consciente de los problemas y de las soluciones, elimina el miedo y te permite actuar tomando las riendas de tu vida.

Esta es la nueva medicina, en la que todo el mundo puede participar y aprender, para llegar a construir la vida armónica y adaptada que te permita, al fin, Ser Feliz.

 

ENSAYO SOBRE LA SALUD

 

La salud es el mayor bien codiciado por todo ser humano y desde el inicio de la humanidad se han creado métodos y herramientas para conservarla y aumentarla.

Desde las culturas milenarias hasta las de nuestros días han rendido culto a la salud, y aunque todas pretendían lo mismo, no todas han visto la salud desde el mismo prisma.

Para entender la salud, primero hay que entender qué o quién es el ser vivo, cómo funciona y cómo se relaciona con lo que le rodea.

Podría decir que la salud es el estado óptimo en el que un ser vivo se relaciona consigo mismo y con el medio que lo rodea. Teniendo en cuenta que todo se mueve, el ser cambia de posición constantemente en función de sus propias decisiones y de las variables de su ambiente. A este movimiento se le llama Homeostasis, y es el responsable de mantener al ser vivo en un equilibrio dinámico constante, en una adaptación constante.

Los seres vivos tienen en su código genético escrito todos los recursos posibles para poder adaptarse a cualquier estímulo, ya sea interno o externo, y por lo tanto, mantener un grado óptimo de salud. Entonces, ¿Por qué no se consigue? ¿Por qué necesitamos estar ganando salud cuando debería ser algo en lo que no tendríamos que ocuparnos, que funcionaría por si mismo?

Volvamos a las premisas sobre la salud: si el organismo sabe quien es y cómo funciona, se autogestiona por sí mismo y puede adaptarse al medio. Cuando olvida la primera parte, entonces ya no es él quien se dirige, entonces no puede dirigirse de la mejor forma, con lo que pierde su adaptación. En este momento comienza el interminable ciclo de compensaciones que el organismo debe hacer para conseguir mantenerse con vida, aunque alguna de ellas le lleve a su propia muerte.

Todo lo que hace el cuerpo es lo mejor que puede hacer en ese momento, ya que no recuerda la mejor forma para actuar. Se bloqueó en un momento dado en el que no pudo adaptarse a uno o varios estímulos, ya sea físico, químico, emocional, electromagnético o energético, y tuvo que dirigirse por otro camino, el cual le distancia de su armonía interna y también en su relación con el exterior.

Las causas de este olvido pueden ser muy diversas, y también muy antiguas, hace ya miles de años, obteniendo como resultado el ser humano que conocemos hoy en día. Por eso se ha perdido la Salud, tal y como el Ser ha perdido la conciencia de sí mismo, incluso dentro de su propio ADN.

Ahora estamos en un momento de la historia de la humanidad en el que se quiere recuperar lo perdido, y por eso se están recuperando artes milenarias para recuperar la salud, recuperar la conciencia, recuperarnos a nosotros mismos.

Para recuperar la salud podemos utilizar todas las herramientas naturales posibles, permitiendo al cuerpo que vaya recordando y adaptando todo lo que no pudo en su momento, hasta que vuelva a relacionarse consigo mismo y con el todo en armonía, en la salud y en el gozo.

Ahora podría surgir la pregunta, ¿Por dónde empiezo? ¿Qué puedo hacer para empezar a cambiar el rumbo en el que me he metido?

Te recomiendo que empieces a escuchar tu cuerpo, que empieces a respirar y a tomar conciencia de hacia donde se dirigen tus anhelos, tus deseos más profundos, que te permitas elegir tu primer paso mediante las sensaciones de tu cuerpo, aun cuando aparezca cualquier obstáculo que quiera pararte en seco.

Si todavía no sabes hacer esto, sería lo primero que deberías aprender, o mejor dicho, recordar, porque todo el mundo sabe hacerlo, aunque se haya olvidado cómo lo hace.

A partir de aquí tu cuerpo te guiará por dónde él siente que es mejor para ti en cada momento, sólo hay que confiar en él, en nosotros mismos, para alcanzar conquistar nuestro Corazón de nuevo, nuestro hogar.

Os deseo un apasionante viaje con la maravillosa compañía de vosotros mismos.

 

LA OTRA CARA DEL SOBREPESO

 

En la sociedad actual se nos ha acostumbrado a pensar en “si tienes sobrepeso es que tienes que comer menos y hacer más ejercicio”. La mente racional lo entiende perfectamente, pero ¿y el cuerpo? ¿Es sólo eso lo que necesita realmente? Y si lo hace, ¿Por qué no adelgaza?

El ser humano es un sistema perfecto (cuerpo-mente) que trabaja constantemente para mantenerse en equilibrio. Toma lo que necesita y elimina lo que no le sirve.

Si no baja los niveles de grasa es que la persona la necesita.

La grasa es utilizada como aislante protector, tanto del exterior (protección externa) como de sustancias toxicas (protección interna).

Una de las causas de este hecho es que la persona necesita mantener algo que le aísle del exterior y amortigüe los golpes de la vida. Es posible que en su interior exista una emoción de miedo a ser dañada, una creencia de debilidad, de tener que crearse un escudo protector que le permita sentirse a salvo.

Estas emociones, creencias y pensamientos son creados la mayoría de las veces en la infancia, dentro del ambiente familiar, o en otro momento si ha pasado la persona por situaciones traumáticas que respondan a tales respuestas psicológicas.

Esto hace que el funcionamiento del organismo se regule de tal manera que permita mantener una mayor capa de grasa bajo la piel, con el considerable aumento de peso, y cree una sensación de estrés y angustia ante la posibilidad de perder las barreras dentro de las cuales se siente segura y protegida.

Otra de las causas por las cuales se mantiene la grasa es por el exceso de toxinas dentro del organismo. Las células grasas aíslan las sustancias tóxicas que no han podido ser eliminadas por el organismo. El cuerpo prefiere mantenerlas en cuarentena antes que liberarlas en sangre y poner en riesgo el funcionamiento de sus sistemas.

Si a través de una dieta y ejercicio se empiezan a quemar dichas reservas, estas toxinas empezarán a ser liberadas causando alteraciones funcionales, debilitando al organismo. La persona no está preparada al no tener limpios lo sistemas que tienen que eliminarlas, provocando una intoxicación interna y el posible abandono de su sistema para bajar peso.

El sobrepeso y la obesidad es un tema muy particular. Cuando alguien desea perder peso, primero debería saber qué es lo que quiere realmente: sentirse más guapa/o, más ligero, más ágil, más sano, llevar una dieta equilibrada, querer gustar a los demás, llevar la ropa de moda, sentirse aceptado… Cada una tiene un objetivo concreto por el cual desea perder peso, aunque muchas veces no se es consciente del objetivo primario subyacente y puede ser que vaya contra la misma persona (anorexia).

 

El objetivo debería cumplir los siguientes puntos:

  1. ESPECÍFICO, DEFINIDO Y DETALLADO
  2. CON UNA FECHA LÍMITE
  3. EXPRESADO POSITIVAMENTE
  4. ALCANZABLE, FACTIBLE
  5. MOTIVADOR
  6. ESCRITO
  7. IMAGINABLE
  8. NO ESTÉ EN CONTRASTE CON NUESTROS VALORES
  9. QUE SE PUEDA COMPARTIR CON OTROS
  10. QUE SE DIVIDA EN OBJETIVOS INTERMEDIOS

 

Al desarrollar el objetivo, la persona es consciente del proceso que va a iniciar. Le permite conocer los detalles del proceso, posibles causas por las que no lo ha conseguido otras veces, la disposición real para lograrlo, los pasos que va a realizar y el tiempo que va a tardar en ello.

Este proceso elimina frustraciones. Al ser realista, permite conocer: las resistencias psíquicas para poder solucionarlas; obtener una visión concreta de hacia donde tiene que llegar; cómo se va a sentir cuando lo consiga; qué recursos va a utilizar; cual es la mejor disposición mental y emocional y la motivación necesaria para recorrer este camino y llegar victoriosa a su fin.

 

Para realizar todo este proceso se utilizan técnicas que trabajan simultáneamente con el cuerpo y la mente, tanto consciente como inconscientemente. Aportan nueva información sobre cómo debe restablecerse el funcionamiento interno de la energía, qué nutrientes son los más adecuados y hacia qué comportamientos, creencias y pensamientos se va a dirigir la persona para conseguir sus objetivos.

Para cada cambio se realizan las técnicas más adecuadas para esa persona, siendo determinadas por su propio cuerpo y sabiduría innata.

Las personas disponemos de toda la información sobre qué le pasa al cuerpo, qué necesita para mejorarlo y cómo va a realizar todo el proceso. Para sanarse, únicamente necesita incorporar la información que quedó escondida u olvidada.

 

Mediante la Kinesiología Holística (técnica que utiliza el test muscular para averiguar los bloqueos que impiden el correcto funcionamiento del Ser y las mejores vías para solucionarlos) y la Programación Neurolingüística (PNL) (Técnica que permite la programación del cuerpo y la mente para conseguir los objetivos de forma eficaz y rápida) se pueden conseguir todos estos resultados:

  • Identificar y cambiar los mecanismos mentales y físicos que están provocando el sobrepeso – obesidad o cualquier otro desorden psicorporal.
  • Regular y equilibrar los sistemas que no funcionan correctamente.
  • Identificar los alimentos y nutrientes más eficaces para el máximo rendimiento y limpieza del cuerpo.

Este proceso cambia, inevitablemente, la configuración neurológica y mejora la adaptación de la persona. Crea una nueva forma de entenderse a sí misma, su vida y sus relaciones con el mundo que le rodea.

Esto favorece la armonía interna y externa para tener un cuerpo saludable, con unas relaciones saludables, aproximándose cada vez más a su Yo Ideal, manteniéndose en el camino que le lleva a cumplir su objetivo deseado.

3 puntos clave para GANAR al sobrepeso

  1. Mental: Crear un sistema de pensamientos positivos y un amplio sentido de uno mismo, reducir el estrés emocional, cambiar comportamientos, crear nuevas estrategias, clarificar objetivos…

 

  1. Corporal: Potenciar el funcionamiento de los órganos y ayudar a la limpieza de las toxinas acumuladas por los mismos.

 

  1. Energético: Gastar más calorías que las que se ingieren, manteniendo los niveles mínimos para un funcionamiento óptimo. Los alimentos deben permitir la óptima nutrición y la máxima eliminación de residuos corporales.